La gota que derramó el agua del vaso

10 11 2012

Estamos en pleno siglo XXI y la violencia que se caracterizó en nuestro país en los años de las dictaduras en el siglo pasado, vuelve ha adueñarse de nuestra nación.

La violencia no cesa, tanto por parte del estado como sus fuerzas represivas. Violencia estatal y violencia policial: Cada medida, cada ley, cada decisión injusta, arbitraria e impositiva que produce el gobierno es violencia, y para el colmo, no se quedan ahí, a eso agréguenle la violencia policial que azota las calles de RD pero que se a resaltado en estos ultimo días con la muerte de un estudiante y de una profesora por protestar contra un paquete fatal.

Ya estamos JARTOS de tantos abusos y de tantas injusticias, quieren cortar la soga por el lado mas débil y siempre quieren hacerlo por el lado de los más pendejos, los más vulnerables, los que menos pueden, no miran hacia arriba ni hacia su lado, donde están los verdaderos responsables de la situación económica del país, siempre la cabeza se inclina y mira hacia abajo, allaaaa al fondo, donde está la clase trabajadora.

La gota acaba de derramar el agua del vaso. Es rabia e indignación que hoy todo un pueblo siente en lo mas profundo de su corazón. Todo tiene un STOP y el de esos abusadores, esbirros y lacayos ya llegó.

Es hora de ACTUAR colectivamente, como paisanos, como ciudadanos, como hermanos, como país. República Dominicana Despierta.

Anuncios




EL azote de la delincuencia

11 11 2008

Ya los delincuentes no encuentran que hacer y han tomado nuevos rumbos de hacer sus fechorias a la sociedad.

Un amigo mio que maneja camiones cargado de vegetales  Constanza-Santo Domingo  me estaba contando que unos tipos en una yipeta del año lo perseguían por Bonao, los tipos se le acercaron diciendo que eran policías y que se detuviera, pero mi amigo que no es estúpido, no se iba ha detener en plena madrugada y siguió, luego sacaron una pistola y le dispararon, pero gracias a Dios solo le dieron en un balazo en la pierna.

Ya uno no puede andar seguro ni en nuestro propio vehículo, imagínese que grave esta la situación en este país.

Pero lo grande del caso es que ya no se puede creer en la misma policía,  a diario en los periódicos presentan casos de policías detenidos por delitos.

Solo tengo para decir que dios nos ilumine y nos proteja…..