Mujer…su elección (Debate sobre el aborto en la República Dominicana)

12 12 2014

Leyendo el debate que ha creado las observaciones que hizo el Poder Ejecutivo con relación al proyecto de ley para la reformación del Código Penal Dominicano, en cuanto al tema del aborto.

El Poder Ejecutivo puntualiza tres (3) excepciones en que el aborto no debe ser penalizado en la República Dominicana:

1- En caso de que la madre corra peligro de muerte.
2- Cuando el embarazo haya sido producto de una violación.
3- Cuando el feto tiene malformaciones.

En el mundo solo hay cuatro países que no permiten ningún tipo de aborto y República Dominicana es uno de ellos . Me parece grandioso que el Poder Ejecutivo haya asumido esa posición, puntualizando que no se puede condenar a una mujer a la muerte, cuando se puede hacer todo lo posible para salvar su vida.

Como siempre, en temas de esta índole, cuando se quiere conquistar ciertos derechos, perdidos, arrancados o simplemente negados por imposiciones dogmáticas, el lado más oscuro de las distintas iglesias, tantas católicas y evangélicas, como los grupos conservadores, asumen una campaña feroz de amenazas, desacreditación y mentiras.

A través de los años hemos venido analizando este tipo de sociedades, sociedades patriarcales, machistas, y muchas veces hasta misóginas.

Según estudios, de cada 10 embarazos 1 es un embarazo ectópico, que quiere decir esto, que el cigoto o feto está fuera del útero, por ende no es viable, en la mayoría de veces la madre se desangra y complica su salud, en muchos casos si no se le práctica un aborto terapéutico rápido, la madre muere.

En que cabeza cabe, que un embarazo en una niña, producto de una violación, es “un regalo de Dios, porque así Dios lo quiso”. Vamos a ser un poquitos más racionales y ponernos en el lugar de las víctimas.

Quienes son ellos, o quienes somos nosotros, para imponerles a las mujeres sus decisiones, quienes somos para condenarlas a la muerte, cuando la ciencia pone las herramientas necesarias para salvar sus vidas. Cada mujer es autónoma de ser lo que quiera con su cuerpo, y más aún cuando su vida corre peligro.

Y puntualizo lo que hace días leí “no es un asunto de dogmas religiosos, es un asunto de salud y de derechos”.

No es que se le va a practicar el aborto de oficio a quienes han sido objeto de violación, tampoco cuando el feto esta deformado e incluso cuando la madre tiene peligro de muerte, por eso se habla de ELECCIÓN, la madre elige que hacer en esos casos, es su cuerpo, es su vida y por consiguiente su decisión.

Las mujeres no están solas, aquí también hay hombres comprometidos con sus causas, caminando en la conquista de sus derechos y facultades, porque somos hijos, hermanos, amigos y en un futuro esposos y padres, y vuelvo y repito, no es verdad que por imposición dogmáticas vamos a permitir que sigan decidiendo sobre sus cuerpos.

“La mujer decide, la sociedad respeta, el estado garantiza y la iglesia no interviene”

‪#‎DéjalaElegir‬

Anuncios